El documental cuenta la vida del jugador, que se inició en Deportivo Laferrere, pasó por El Porvenir y Bella Vista de Montevideo y alcanzó su máximo esplendor en Banfield, club con el que logró el ascenso a Primera División, jugó una Copa Libertadores y se convirtió en ídolo.
A tal punto alcanzó esta categoría que fue precisamente un grupo de hinchas de Banfield el que ideó un filme que contara los inicios de Sánchez como jugador, mostrara su barrio y su infancia, repasara su carrera y exhibiera la defensa del "fútbol de potrero" que el ex jugador representaba.
El trabajo, estrenado en 2012, fue dirigido por Sergio Mercurio y tiene una duración de 84 minutos.