Pablo Cuba no tuvo tiempo de hacer cambios y se consagró como el Gran DT de la fecha.
Dejó en su equipo a Pato Rodríguez y a Melano y no se lamentó.