Elizabet Pérez armó el mejor equipo. Puso a Claudio Pérez, de Belgrano, por el apellido.