El campeón de la Copa, que recibirá como premio un cero kilómetro, es primo de Marcelo Carrusca. "Veo fútbol todo el tiempo", afirma Gerardo, estudiante para contador público y el mayor de dos hermanos, con la Avenida 9 de Julio de fondo, orgulloso del logro conseguido. No miente sobre su fanatismo por todo lo que tenga que ver con la pelota. Como si llevara el fútbol en sus venas, este joven de 21 años oriundo de Florencio Varela juega de delantero en Curuzú Cuatiá, un club de Villa Elisa que en enero tiene la oportunidad de ascender al Torneo Argentino C. Y lo hace bastante bien, ya que anotó 4 goles en 6 partidos.